Women of the World en HWM 2019

Durante tres días, la música es el pretexto para que muchas cosas sucedan alrededor de los arboles del Parque Metropolitano de la Habana. Es que durante el Festival Havana World Music el tiempo no alcanza para disfrutar del “body art”, el graffiti, la danza, entre otras manifestaciones o iniciativas que el ocurrente grupo organizador ingenie.

En el paisaje ecológico se difuminan las figuras locales y foráneas. Todas bailan, ríen o simplemente observan el espectáculo que produce en el ambiente la mezcla de bandas extranjeras y la propuesta sonora cubana.

Igual de mítico se alza el proyecto Women of the World. Un espacio para que mujeres de diferentes nacionalidades se reconozcan en una misma lucha y, aunque diverso, en un mismo sentir musical.

Esto se hace tangible en un inigualable concierto donde no importan los lenguajes o culturas, las regiones o ideologías, simplemente afloran las emociones y compositoras e instrumentistas interpretan sus diferentes temas y colaboran en un concierto único para el público del festival.

Eme Alfonso, líder del evento señala que este proyecto pretende destacar el talento creador de mujeres de diferentes nacionalidades, así como promover la diversidad cultural a través de la música.

Este año las protagonistas ya preparan maletas y alistan últimos detalles para tomar el avión hacia Cuba, pues la cita las convoca a ofrecer lo mejor de su música y su espíritu. Esta edición nos trae a:

ËDA, cantante, contrabajista y compositora de fuertes raíces colombianas, aunque sus primeros pasos los dio en tierra parisina. Su música es mestiza y viajera, mezcla de sonidos del pop, la psicodelia y los ritmos latinoamericanos. 

Renu, artista, compositora, productora y multipercusionista, su fuerza percutiva ha dejado huella en diferentes bandas como Grace Jones, State of Bengal, Fun_da_mental, Kevin Davy Jazz D’semble, MIKA, Alabama 3…, y empezó a producir su propia música en 2010. Ha trabajado también componiendo para proyectos de teatro, cine y danza contemporánea para acabar en el mundo de la electrónica. Se define como “una odisea electrónica de baile tocada en vivo con percusión”

Leyanis Valdés, la representación de la casa va a cargo de esta pianista que ha tenido como profesores a su padre Chucho, y su abuelo Bebo. Sin embargo, Leyanis ha sabido construir una trayectoria e identidad propia, pues es el jazz el género que la ha enamorado.